Derecho de los Niños a Aprender Inglés

SMBal

Como padre de un niño que está aprendiendo inglés, usted puede velar activamente por los intereses de su hijo, incluso si usted no habla ese idioma. Las escuelas tienen la obligación de proporcionar información en el idioma de los padres de familia que no dominan del todo el inglés. Esta comunicación no se limita al desempeño académico de su hijo, sino que abarca los servicios que presta la escuela, las reuniones para padres y otras actividades extracurriculares que esta ofrece.

El Departamento de Educación de los Estados Unidos y la Oficina de Derechos Civiles afirman que las escuelas le deben proporcionar en su idioma información relacionada con:

• matrícula e inscripción en la escuela y los programas escolares

• procedimientos para presentar quejas y notificaciones relativas a prácticas discriminatorias

• programas de ayuda lingüística

• manuales para padres de familia

• libretas de calificaciones

• programas para niños dotados y de talento

• medidas de política y procedimientos de disciplina para los estudiantes

• escuelas especializadas (magnet) y autónomas (charter)

• educación especial y servicios relacionados con esta, y reuniones para hablar sobre la educación especial

• reuniones entre padres y maestros

Es sumamente importante, particularmente cuando tiene reuniones relacionadas con asuntos disciplinarios o progreso académico, que la escuela proporcione un intérprete capacitado. Un “intérprete capacitado” es bilingüe y conoce términos educativos en ambos idiomas, y además puede explicarle claramente lo que el maestro o director quiere trasmitir. Nunca es buena idea hacer que haga las veces de intérprete en estos asuntos delicados su hijo u otro niño (sea o no miembro de su familia).

Es común colocar indebidamente a niños que están aprendiendo inglés en clases de educación especial. A veces las escuelas no se dan cuenta de que la barrera lingüística, y no una discapacidad de aprendizaje, es lo que impide que su hijo aprenda el contenido educativo. Si en la escuela sugieren colocar a su hijo en una clase de educación especial, pregunte qué exactamente hizo que llegaran a esa conclusión y solicite información sobre la evaluación específica. Si usted se ha mantenido al tanto de su desarrollo en casa, trate de comparar lo que está oyendo con lo que observa. La educación especial es necesaria e importante para alumnos con discapacidades, pero puede perjudicar en vez de beneficiar a los alumnos que son colocados en programas de educación especial cuando esta no es apropiada en sus casos. Si usted no recibe respuesta a sus preguntas, pida ayuda a alguien en su comunidad capaz de abogar por usted ante la escuela.

Deja un comentario