Lo que todos los padres de alumnos que aprenden inglés deben saber antes del comienzo de las clases

Mother Helping Daughter With Homework
Mother Helping Daughter With Homework

Al acercarse el nuevo curso escolar, es importante que los padres de alumnos que están aprendiendo inglés sepan y comprendan sus derechos. En primer lugar, es necesario evaluar cualquier limitación de idioma que tenga su hijo. Además se le debe informar a usted (en su idioma) durante el primer mes de clases de la necesidad de incorporar a su hijo a un programa para dichos estudiantes (English language learners o ELL). Esté atento a cualquier encuesta sobre idiomas que envíen a su casa. Si recibe una encuesta en inglés, pase por la oficina de la escuela y solicite una copia en español. Además de las evaluaciones que se hacen en la escuela, estas a veces usan encuestas que se envían a casa para ayudar a determinar cuánto dominio del inglés tiene su hijo.

Según la Oficina de Derechos Civiles, el Título V de la Ley de Derechos Civiles de 1964 requiere que los programas educativos para ELL:

1. se basen en teorías educativas válidas

2. cuenten con el debido respaldo, personal y recursos adecuados y eficaces, para que el programa tenga una oportunidad realista de lograr sus objetivos, y

3. se evalúen periódicamente y, si es necesario, se modifiquen.

A pesar de que la escuela tiene la obligación de hacerlo, es importante que los padres de familia sepan si estas están cumpliendo con dichos requisitos. Los padres deben informarse sobre el plan de la escuela para ayudar a sus hijos a aprender a leer, escribir y hablar inglés. En ciertos colegios, los niños pasan todo el día o parte de él en una clase separada, con otros alumnos de ELL, mientras que en otras escuelas, la enseñanza del idioma tiene lugar en la misma aula de los niños que hablan inglés. Averigüe si se enseña a su hijo en un aula separada y, si es el caso, en qué momento se planea pasarlo a una clase regular. Es importante para alumnos en todo grado conocer el plan de pasarlo a una clase regular, pero es particularmente importante para los estudiantes de secundaria, pues tienen menos tiempo para aprender bien el inglés y hacer la transición a clases regulares. Desafortunadamente, cualquier retraso en la transición de los alumnos a clases con créditos y de preparación universitaria puede impedir que cumplan con los requisitos para la graduación de la secundaria, además de los requisitos mínimos para postular a la universidad. Una situación común es que al estudiante de ELL le vaya bien en matemáticas pero no satisfaga los requisitos de la asignatura de inglés para presentarse a la universidad.

Tenga en cuenta que el tiempo que toma aprender otro idioma varía de un estudiante a otro. Sin embargo, si su hijo lleva por lo menos un par de años en clases de ELL, usted debe prestar atención a su progreso académico y, por ley, en su tercer año en la clase de ELL es necesario hacerle una prueba para determinar en qué medida domina el idioma. Busque aliados en la escuela y su comunidad que lo ayuden a velar por los intereses de su hijo para asegurar que verdaderamente se encamina a hacer la transición hacia un aula de enseñanza regular. Lo más importante es cerciorarse de que su hijo está en vías de desempeñarse bien en un aula de enseñanza regular.

Deja un comentario