Momentos para desarrollar el cerebro

La ciencia nos indica que cuanto más interactuemos con nuestros niños, les irá mejor en la escuela y en la vida.

Realizando las actividades de Vroom a continuación ayudarás a desarrollar el cerebro de tu niño:

1.CHARLA CON CANTO: En lugar de hablar como de costumbre, trata de cantar con una voz diferente. Por ejemplo, es muy divertido cantar sobre cómo vestirse. Canta: “Me estoy deslizando en mi camisa, saltando en mis pantalones” en voz baja. Tú y tu niño pueden usar melodías conocidas e inventar sus propias palabras.

La ciencia detrás de la acción: Cuando estás divirtiéndote, es probable que tu niño esté divirtiéndose también. Cuando pones palabras nuevas en melodías y describles lo que estás haciendo, ayudarás a tu niño a establecer conexiones nuevas y poco comunes. Estos tipos de conexiones promueven la creatividad.

2. PRESENTACIÓN DE SALADO Y DULCE: Cuando estés en la cocina, deja que tu niño pruebe algunos granos de sal y luego un poco de azúcar. Pregúntale qué sabor tienen. ¿Cuál le gusta más a tu niño? ¿Qué comidas saben como que podrían tener sal y qué comidas saben como que podrían tener azúcar?

La ciencia detrás de la acción: Las experiencias de primera mano como estas ayudan a tu niño a pensar como un científico, utilizando sus sentidos para entender el mundo que lo rodea. Tener conversaciones recíprocas sobre estos descubrimientos enriquece las experiencias aún más.

3. NOMBRE DE LA PRENDA DE VESTIR:  Intenta que tu niño se vista de una manera diferente esta mañana. Prepara las prendas de tu niño, pero en lugar de perdirle que encuentre sus pantalones, pregúntale “¿Puedes encontrar la prenda que usas en las piernas? ¿En tus pies?”. Sigue jugando hasta que tu niño esté vestido.

La ciencia detrás de la acción: Esta nueva manera de vestirse ayuda a que tu niño ponga en práctica la información que él/ella tiene en su mente, lo que los científicos denominan la memoria de trabajo. Utilizar información que conoces de maneras diferentes le ayudará a alcanzar el éxito en la escuela y en la vida.

4. LA TORRE DE TAZAS: No necesitas demasiado para construir cosas divertidas en la casa. Toma algunas tazas de plástico y apílalas para hacer una torre y después muéstrale a tu niño qué divertido es tirarla. Dale las tazas y deja que lo intente. Túrnense para construir todo tipo de torres nuevas.

La ciencia detrás de la acción: Apoyar a los niños mientras exploran y descubren les facilitará el aprendizaje durante el resto de su vida. Este juego también ayuda a tu niño a descubrir de qué modo funciona el mundo físico a su alrededor. Tengan una conversación de ida y vuelta sobre sus descubrimientos.

5. MOVIMIENTOS DE BAILE: La hora del juego puede convertirser en la hora del baile. Pon algunas melodías en tu teléfono o radio y comienza a bailar de forma divertida: sacude una pierna, menea tus caderas. ¿Puede tu niño copiar tus movimientos? En la siguiente canción es el turno de él/ella de tomar la iniciativa. Háganlo una y otra vez hasta que se cansen de bailar.

La ciencia detrás de la acción: Aunque no lo creas, los juegos de baile pueden ser estupendos desarrolladores del cerebro. Este en particular le enseña a tu niño a prestar atención a sonidos y ritmos y a imitar usando su cuerpo. También le da la oportunidad de ser líder y esa es una sensación positiva.

 

Para encontrar más actividades como estas visita Vroom.org

 

Deja un comentario